• Domingo, 04 de Diciembre de 2016

La consternación se apodera de los vecinos de Arteixo tras el arresto

La consternación y el asombro se adueñaron ayer de los vecinos de la parroquia de Arteixo, en general, y del barrio de Candame, en particular.

La consternación se apodera de los vecinos de Arteixo tras el arresto
El presunto yihadista arteixán residía desde hacía dos meses en el barrio de Candame	patricia g. fraga
El presunto yihadista arteixán residía desde hacía dos meses en el barrio de Candame patricia g. fraga

La consternación y el asombro se adueñaron ayer de los vecinos de la parroquia de Arteixo, en general, y del barrio de Candame, en particular.
Ambos sentimientos son perfectamente entendibles porque no existe constancia de que uno de sus convecinos fuese detenido con anterioridad por las fuerzas de seguridad del Estado por estar presuntamente vinculado al terrorismo islamista. Y eso que Arteixo cuenta con una de las comunidades musulmanas más numerosas del área metropolitana coruñesa.
Una comunidad que ayer el alcalde, Carlos Calvelo, defendió públicamente y de la que dijo que se encuentra perfectamente integrada en el ayuntamiento.
“Son vecinos totalmente integrados en la comunidad. Nos encontramos con un hecho totalmente inusual, pero quiero transmitir un mensaje de tranquilidad e insistir en el hecho de que están totalmente integradas”, dijo el mandatario local, al tiempo que señalaba que la detención no debe de influir para nada en las relaciones con los musulmanes que residen en Arteixo.

precedente
No es la primera vez, sin embargo, que los miembros de este colectivo ven cómo adquieren cierta notoriedad por cuestiones totalmente ajenas a ellos y por las cuales rechazan ser señalados. Es más, suelen mostrarse con frecuencia como los más críticos con aquellos que pueden provocar problemas con los vecinos.
“Para estar en Arteixo nunca nos han pedido el carné ni nada parecido. Así que el quiera vivir con orden será bienvenido pero si no no hay sitio para él”, decía ayer un musulmán que lleva años residiendo en el municipio arteixán.
Otra vecina de la zona, preocupada por lo sucedido, pedía que antes de alquilar pisos a personas desconocidas se realizasen averiguaciones sobre sus actividades y evitar con ello episodios como el que se vivió a primera hora de la mañana en este populoso barrio arteixán, que se encuentra en las proxi-
midades de la parroquia de Larín.