Betanzos se instala en la cautela ante la propuesta de la Xunta de gravar los edificios en ruinas

01 febrero 2013 / 25 abril 2013 página 22 / 20 mayo 2017 página 14 / 15 octubre 2017 página 19 Betanzos.- El gobierno local expedientó en 2012 a casi 30 propietarios de inmuebles en mal estado

La actual situación del casco histórico betanceiro propició un clima de expectación creciente sobre el anuncio de la Xunta de someter de inmediato a exposición pública la ley de rehabilitación con la que aspira a regenerar y dinamizar áreas monumentales y núcleos rurales .

La actual situación del casco histórico betanceiro propició un clima de expectación creciente sobre el anuncio de la Xunta de someter de inmediato a exposición pública la ley de rehabilitación con la que aspira a regenerar y dinamizar áreas monumentales y núcleos rurales, y eliminar cualquier “traba burocrática u obstáculo normativo” para actuar en casi 100.000 viviendas ubicadas en entornos degradados, entre los que está Betanzos. Una norma que también permitirá expropiar o cobrar un canon a propietarios de edificaciones en estado ruinoso y en las que se incumpla la obligación de rehabilitar, según informó hace dos días la Xunta.
En el Ayuntamiento de Betanzos se ha instalado, no obstante, la cautela, habida cuenta del problema y a la espera de conocer cómo se va a desarrollar “exactamente” la nueva disposición, aunque el alcalde insistió en que cualquier medida que repercuta en la recuperación del casco antiguo de la ciudad es bien recibida por el Gobierno de Betanzos.
También la Asociación de Amigos do Casco Histórico de Betanzos se hizo eco del anuncio de la Xunta, a la espera de conocer “en detalle” el borrador de la Lei de Rehabilitación e de Rexeneración Urbana de Galicia. En 2009, este colectivo anunció su intención de dar cuenta periódica al municipio de los inmuebles en situación de abandono que, de acuerdo con los criterios de los técnicos, entrañasen cualquier riesgo y, en determinados casos, plantear alternativas para contener el deterioro del casco histórico de Betanzos. Desde entonces han cursado hasta cinco estudios de situación, tanto al Gobierno del PP (2007-2011) como a los del PSOE (2011-2015 y 2015-2019).
En el último se analizó, casa por casa, cuatro manzanas, y solo en este ámbito, la situación en el último trimestre de 2016 era esta:  casi una veintena (16) de casos de ruina, y 18, aunque habitables, “con deficiencias importantes”, ocho de ellos en A Ribeira.
Después del último Consello da Xunta, donde se analizó la propuesta, el presidente Feijóo y la conselleira Ethel Vázquez, explicaron que el anteproyecto prioriza la recuperación de los núcleos históricos catalogados como BIC a través de la declaración de las “Áreas Rexurbe”, en las la Xunta actuará directamente como promotora, y que la institución autonómica podrá expropiar los edificios declarados en ruinas y en los que se incumplan las obligaciones de rehabilitar, y aunque en su presentación inicial ya se había avanzado que permitiría la expropiación de propiedades, ahora la Xunta añade que también se podrá cobrar un canon a los propietarios de las ruinas, estableciendo tasas anuales que se corresponderán con el 0,4 o 0,6% del valor catastral del inmueble.l