Arteixo redujo en 244.000 euros su gasto en compra de agua desde 2014

Vista del embalse de Meicende | patricia g. fraga

El Ayuntamiento arteixán ha reducido, en los últimos cuatro años, el gasto de compra de agua a Emalcsa en 780.706 metros cúbicos, lo que suponen 244.383 euros, indicó ayer el Gobierno de Carlos Calvelo.

El Ayuntamiento arteixán ha reducido, en los últimos cuatro años, el gasto de compra de agua a Emalcsa en 780.706 metros cúbicos, lo que suponen 244.383 euros, indicó ayer el Gobierno de Carlos Calvelo.
El 70% del consumo del municipio procede del embalse de Cecebre, mientras que el otro 30% procede de captaciones propias como Sisalde. Concretamente en 2014 Arteixo compró 2.669.215 metros cúbicos de agua –843.207 euros–, en 2015 fueron 2.521.851 –796.780 euros–, en 2016 un total de 1.929.284 metros cúbicos –609.754 euros– y en este 2017 la compra de agua suma 1.888.509 metros cúbicos –596.824 euros–.
La razón de esta bajada en el gasto, apunta el Ayuntamiento, está en la reducción del porcentaje de pérdidas que sufre la red municipal. “En el 2013, el último año en que la red fue gestionada por la empresa Aqualia, antes de municipalizarse el servicio, se perdía cerca del 60% del agua que circulaba debido al mal estado de las tuberías”. Desde ese año, el Gobierno local acometió obras de mejora de la red general en los grandes núcleos urbanos y en las parroquias.
Las pérdidas de agua este año se encuentran por debajo del 20%, cifra que “los especialistas en la gestión del agua consideran aceptable en una red de agua gallega, que, entre otras características, tiene como diferencia respecto a otras partes de España la gran dispersión de población, lo que obliga a atender redes muy amplias”, dicen desde la Casa Consistorial.
Actualmente se está llevando a cabo en Pastoriza una renovación de las canalizaciones de la parroquia, con una inversión total de 303.000 euros. Las tuberías de la localidad son antiguas y presentan numerosas deficiencias, por lo que el Ejecutivo municipal prevé ir renovando poco a poco este tipo de conducciones –de fibrocemento– en todo el municipio.