Reportaje | Primer día de ajetreo en el hospital veterinario 4 de octubre

El hospital veterinario más puntero de la cornisa cantábrica ya ha abierto sus puertas en A Coruña. El 4 de octubre registró ayer, su primer día de actividad, una notable afluencia, logrando llenar la agenda diaria de algunas especialidades, como rehabilitación.

Reportaje | Primer día de ajetreo en el hospital veterinario 4 de octubre
Paloma González y Andrés Somaza, junto a otras dos profesionales del centro, con un paciente | quintana
Paloma González y Andrés Somaza, junto a otras dos profesionales del centro, con un paciente | quintana

El hospital veterinario más puntero de la cornisa cantábrica ya ha abierto sus puertas en A Coruña. El 4 de octubre registró ayer, su primer día de actividad, una notable afluencia, logrando llenar la agenda diaria de algunas especialidades, como rehabilitación.
“Estamos muy sorprendidos, es nuestro primer día pero tenemos ya ocupadas las horas de hoy en rehabilitación”, explicaba Paloma González de Ramos, responsable del centro y de un equipo de veinte personas que ofrece hasta once especialidades para perros, gatos y animales exóticos.
Ubicado en Meicende, a pocos metros del polígono de A Grela, la instalación cuenta con 2.500 metros cuadrados distribuidos en tres plantas, con 15 salas, UCI y tres quirófanos de última generación. La razón para localizar este hospital en la ciudad herculina, dice González de Ramos, fue la falta de este tipo de infraestructuras en A Coruña: “Nuestro método de trabajo no estaba implantado y vimos una oportunidad de mercado”. 
Así, algunos perros ya realizaban ayer ejercicios de rehabilitación en una zona que cuenta con cinta para correr, cama elástica, piscina climatizada y pelotas gigantes al estilo de las que se usan en pilates. Además, el hospital cuenta con servicios de medicina interna, cirugía de tejidos blandos, neurología, cardiología, oncología, traumatología y cirugía ortopédica, anestesiología y reanimación, diagnóstico por imagen y terapia celular.
Resonancias 
Andrés Somaza, responsable del servicio de traumatología y con más de treinta años de experiencia, asegura que un hospital con estas características no existía en Galicia y que para encontrar algunas técnicas, como la resonancia magnética, había que viajar a Bilbao o a Oporto. “La resonancia es utilizada, sobre todo, con pacientes neurológicos para estudiar cráneo y columna”, apunta Somaza, que destaca también el laboratorio de cultivo de células madre, siendo el 4 de octubre el único hospital de España con una sala propia de este tipo.
Tras año y medio de gestión, emplazamiento y obras, el centro veterinario ya está a pleno rendimiento y ofrece atención continuada las 24 horas del día –el horario de consultas es de 09.00 a 19.00 horas y, a partir de ahí, hay servicio de urgencias–.
“Nuestro propósito es ser un complemento al colectivo veterinario, no venimos a restar sino a sumar”, dijo la responsable del 4 de octubre, hospital que no realizará tareas preventivas como poner vacunas o microchips. l