Juana de Vega, una vida marcada por Espoz y Mina e Isabel II

Juana de Vega, condesa de Espoz y Mina

Juana de Vega llegó a ser aya de la reina Isabel II. Nació en A Coruña en 1805 y falleció en 1872. Fue escritora, educadora y una gran dama coruñesa que sería la esposa del general Espoz y Mina. Descendiente de una familia burguesa y de acomodado abolengo, el título de condesa le fue otorgado en 1836.Su padre, Juan Antonio de la Vega, se dedicó al comercio logrando hacer una considerable fortuna y su madre fue María Josefa Martínez Losada. Juana se crió en un ambiente liberal conforme al ideario de sus padres aunque con una educación muy severa en la que no faltaron los mejores maestros y los libros que precisaba, siempre bajo la rigidez de su padre en su casa de la calle Real 56-2° desde la cual vio pasar al triunfante Espoz y Mina, con el cual se casó por poderes en 1821 al exiliarse su marido al Reino Unido al fracasar el Movimiento Liberal. 
Permaneció con él en dicho país y regresó a España en 1833. Intervino en política desde las tertulias que se celebraban en los salones de su casa y fue el punto de encuentro del liberalismo coruñés. Entre 1841-1843 desempeñó en cargo de aya de la futura reina de España, Isabel II. En enero de 1856 la reina le nombró vicerrectora de los establecimientos de beneficencia de A Coruña. Pese a todas las distinciones y respeto del que gozó en su época, siempre se mostró como una mujer humilde y alejada de los boatos festejos de la sociedad pudiente, no haciendo gala de sus títulos y dedicándose en la ayuda hacia los necesitados. 
Cuando murió su marido en 1836 efectuó las gestiones para lograr estar al lado del cadáver de esposo embalsamado de forma que la Sanidad municipal le dio permiso para que lo conservase en su casa de la calle Real. En la sepultura número 150 de la línea de San Jorge yacen los restos de Juan Antonio de la Vega, María Josefa Martínez, y su hija Juana María de la Vega, viuda del general Francisco Espoz y Mina, cuyo corazón reposa en la misma tumba.